Vino

-¿Crees que es diferente querer y amar?

-Claro. Uno tiene seis letras y el otro, cuatro. 

-Muy gracioso.

-Sí que creo que hay diferencias. Un niño puede querer juguetes o chuches, o pisar los charcos. Pero los juguetes aman al niño cuando se entregan a él porque quieren que juegue con ellos, al igual que las chuches quieren que se las coma y los charcos quieren que los pise. 

-¿Y tú quién eres, el niño o los juguetes?

-A veces lo uno y a veces lo otro.

Leave a Reply

¡Muchísimas gracias!