Las inmortales.

Y mientras se calzaba y admiraba una vez más la enorme herida que tenía su zapatilla a la altura del talón,

decidió repentinamente que pensaba recorrer mil veces más el parque en sus Converse, y pisotearse mil veces más el corazón.

4 Responses so far.

  1. Que lleve las zapas al zapatero del barrio para que le ponga un parche

  2. Madre mia, esta entrada es preciosa *-*

  3. Lobo says:

    No sé si criticar la notable referencia a Converse o alabar tu forma de escribir.
    El talón de Aquiles ha sido convertido ahora en un músculo del tamaño de un puño al que los humanos han decidido denominar corazón, ¿absurdo eh, Celia?

    Realmente, me gusta.

    Un beso.

  4. Wendy says:

    con las converse se corre muy rapido, comprobado : )!

Leave a Reply

¡Muchísimas gracias!