Colored kids.


Me pregunto si sabrán los niños de colores,
esos que se esconden de espaldas a las casas
para que no les vean hacerse los mayores,
si sabrán que cuando dejas
se mascar las cortezas del árbol de colores
y los caminos del patio asfaltado desandas
y completamente sordo enmudeces,
si sabrán las espaldas de las casas
que el naranja cubrirá todos sus antiguos sabores
que no pensarán más que en lunas desvestidas,
desamores,
noches desvitrificadas,
mensajes por el rabillo del ojo, insomnes,
ebrios, locos, necios, oscuros, naranjas;

mayores.

3 Responses so far.

  1. gato says:

    Me pregunto yo, si será, entonces, ese naranja color de obsesiones y sabor de desazón.
    Porque ¿cuántos tonos de naranja pueden hallarse a la espalda de alguna de esas casas?
    Se me va... se me va la intecíón de leer a la de mirar y retorna: de la ilustración al texto; ambos en armonía de buena elección.
    También se pregunta este gato, cómo es posible que las niñas azaradas sepan colorear, de esta forma tan lúcida, tan brillante, lo que escriben.
    Besos de colores, pues.

  2. PFF hace un montón de tiempo que no pasaba por acá! está hermoso el blog muñeca! los dibujos son tuyos? abrazo grande! (:

  3. Bonito texto, como el resto.
    Me encanta tu blog, las fotos, las letras ...muy tierno.
    Es como un cuento, lo que le da un poco de morriña a la cosa :)

Leave a Reply

¡Muchísimas gracias!