-Llevo sin parar de llorar desde el aeropuerto. Es penoso. Debería estar acostumbrada, pero es que cada vez que se vuelve a ir es como si me volviesen a arrancar el corazón.

-No te acostumbrarás nunca. Y te levantarás mañana con la sensación de que te han quitado una parte del cuerpo.

Leave a Reply

¡Muchísimas gracias!