10 minutos.


He salido a pasear con un sólo casco puesto y el otro colgando sobre el dibujo de la camiseta como una anguila cabezona, o como un cordón umbilical demasiado largo. Se supone que no puedo ponerme los cascos hasta que no haya vaciado la última de las monodosis en el oído enfermo, así que, qué cojones, he decidido fastidiarme el otro.

Tengo las paredes empapeladas con fotos de reportajes de moda de la revista Glamour. "Chloé lleva abrigo con botones dorados, de Moschino Love (569 e.); y camiseta negra, de Naf Naf (c.p.v.). Nicolas, jersey a rombos, de Lacoste (130 e.) y americana negra, de Prada (c.p.v.)." Me pregunto si las personas que se compran estas revistas a euro y medio son las mismas que compran las americanas de Prada a (c.p.v.). O si Chloé y Nicolas luego se quedan algo de lo que lucen en las fotos. Debe de ser algo parecido a ser una mariposa y metamorfosear en gusano.

El anuario del instituto tiene círculos de té.

Hay una carta inacabada y esparcida en el rincón de la mesa que pega con la pared. Un artículo de periódico. Mi cepillo. Los cascos rosas enormes de Panasonic. Y un antifaz rojo. ¿Qué narices hace ahí un antifaz rojo?

Creo que debería ir poniendo las hojas en los archivadores, ya sabéis, para cuando empiece el espectáculo.

4 Responses so far.

  1. Damned says:

    Preciosa foto :)
    Y ese antifaz... es mío ;)

    Saludos, Miss.

  2. Clá says:

    Mis hojas ya están en el archivador y todo el escritorio despejado, me quedan dos días de libertad!
    besos!

  3. gato says:

    Cuídate esos oídos, querida, son para siempre... Al margen de esto, te imagino monísima con monocasco.
    Llena tus archivadores de hojas: cientos miles de ellas.
    Un beso.

  4. me gustan los círculos de té.


    (cosquillas
    en la tripa)

Leave a Reply

¡Muchísimas gracias!