Libros de ocasion.

Cualquiera de los libros de Claudine: para cuando quiero que me guste el mundo.

Cualquiera del resto de novelas de Colette: para recordar el olor de la lluvia en París. Y para amar.

La elegancia del erizo: para beber té con chocolate.

Paraíso inhabitado: para cuando quiero ponerme un poco triste.

La insoportable levedad del ser: para cuando me apetece escribir.

Las nieblas de Avalon: para cuando quiero olvidarme de dónde estoy.

Cualquiera de Chuck Palahniuk/Ray Loriga: para cuando quiero ponerme a cien.

Las edades de Lulú: para reírme un rato.

Mansfield Park: para cuando no sé qué leer.

La Parisienne: para cuando no sé qué ponerme.

La plaza del Diamante: para comer ciruelas sentada en un banco de la Gran Vía.

El retrato de Dorian Gray: para vestirme de gala.

La soledad de los números primos: para que se me pongan los pelos de punta.

Lolita: para sacar a Ginebra de su jaula.




continuará...




One Response so far.

  1. Blackrose says:

    ¡Uy! ¡Que ésa casi podría ser mi lista! :) Adoro el té con chocolate.

Leave a Reply

¡Muchísimas gracias!