Botas de terciopelo.


Dices que tengo el cenizo
y me persiguen las tormentas,
pero no tengo la culpa
de no ver problemas venir.

Dices que tengo la cabeza
como un saco de centellas,
pero te gustan mis pies mojados.


Y mientras estas palabras acababa de escribirte,
cayó la ultima lluvia del verano.
Y así quedo comprobado
lo que trato de decirte.

Tengo el poder de atraer los rayos.

-Amaral

One Response so far.

  1. Anónimo says:

    Adoro esta cancion :)

Leave a Reply

¡Muchísimas gracias!