Esto no es un cuento.

A veces, a Alba le aterra que la confundan con Ginebra. Y llora sus miedos a borbotones.

One Response so far.

  1. gato says:

    ¿Acaso estás sugiriendo, querida Miss, que nuestra adorable Alba se siente celosa?
    Alba y Ginebra: ¿dicotomía de alguna personalidad superior?
    Creo que la una necesita a la otra, tanto como aquella a ésta. Pero el gozo llega felizmente a este lector de la mano de ambas.
    ¿Desear tan sólo dulzura y candor? ¿Por qué, si se hace evidente que hay algo más?
    O tal vez yo no haya entendido nada.
    Es el problema de leer no-cuentos brevísimos en una tarde de especial torpeza y contumaz jaqueca.
    LLorar los miedos propios es una costumbre absolutamente higiénica.
    Un beso.

Leave a Reply

¡Muchísimas gracias!