Abrazos de cristal.



Como esa luna que
sobrevive al día en esta aldea
que pasea presumida pa' que algún chaval la vea.
Fuera de su sitio,
así es como se sentía ella
sin su fondo azul marino y sin el brillo de su estrella.
Aquella tarde
se acostó antes que de costumbre
no escuchó el teléfono ni el timbre
soñaba con ser libre
y con tener un corazón pa' que le roben
soñaba que no crecía y para siempre sería joven.


No es mío, lógicamente. Es de Shinoflow.

Leave a Reply

¡Muchísimas gracias!