El boceto.


A raíz de comenzar a "publicar" por así decirlo la historia de Alba aquí, llevo un par de días con quebraderos de cabeza. En realidad porque me paso el día tocándome la barriga y no tengo cosas más importantes que me den quebraderos de cabeza, pero hoy por hoy esto me parece importante, porque me siento como si se me escurriese agua entre los dedos. Es lo que me pasa siempre que no sé qué hacer con una historia.

En cuanto a esta, la tenía toda pensada, pero mientras la iba escribiendo me he dado cuenta de que es completamente intemporal, ilógica y muchas cosas más que empiezan por i. En realidad, normalmente no le doy importancia a eso. Es mi historia y haré con ella lo que quiera. Pero conforme se iba perfilando en mi mente iba perdiendo más y más interés, hasta el punto que no sé si vale la pena pasarla de pensamientos a letras. No sé.

Pero tengo una cuestión más importante: Alba. Me siento como esos padres que deciden ya lo que será el niño nada más nacer. ¿Será médica o abogada? ¿La apuntaré a clases de ballet o a una academia de idiomas? Nah, la verdad es que a lo tonto le he cogido mucho cariño al personaje, siento palpitar su corazoncito entre mis manos y me da la impresión de que tiene mucho que ofrecer, tal vez en otra época, tal vez en otro lugar, tal vez sometida a diferentes hilos de marioneta. La siento ya como alguien real que me pide salir a la luz desesperadamente.
Y pienso liberarla, pero aún no sé cómo.


Nota: he cambiado el vídeo de la actuación de hip hop en el Funk & Break. Ahora tiene mucha mejor calité ;)

2 Responses so far.

  1. :) Yo no soy capaz de escribir relatos largos, porque siempre se me ocurren escenas sueltas y diálogos. Por eso intento traducirlos en guiones, pero me es muy difícil. Y leyendo tu entrada me he dado cuenta de que, si tanto quieres a Alba, de una manera u otra acabará saliendo. Lo importante es que la guardes bien, y creo que lo harás perfectamente. Pequeña Cel!
    Nos veremos mañana para pegarnos tiros con láser? Jujuju ^^

    Un besote.

  2. Lo mismo me pasa: cuanto más tiempo y menos ocupación, más libertad para comerse el coco. Cuida,no te de empacho!

Leave a Reply

¡Muchísimas gracias!